The Singular Olivia: honestidad, cuidado y belleza

Los beneficios de la cosmética son infinitos, sobre todo si el cuidado se basa en el uso de productos orgánicos. A Paula Gónzalez, el legado de su padre le dejó una creación de fórmulas destinadas a la elaboración de jabones y velas cargados de aceites naturales. Con el tiempo, esas fórmulas se modificaron para mantener el corazón en el mundo eco con The Singular Olivia un proyecto en el que las materias primas de origen bio son lo esencial, tanto en las elaboraciones de los productos como en el uso del papel reciclado de sus envoltorios. 

ardorestudio 108 BETTER THAN YOGA lata
ardorestudio 16 ARTISTSTUDIO vela1

Los perfumes siempre han formado parte de la vida de Paula, pues de niña ya pasaba mucho tiempo investigando sobre los olores de cada materia. Ahora, como fundadora de su propia marca, el momento de concentrarse con los aromas y de hacer pruebas es su parte preferida del trabajo, conseguir el aroma perfecto que despierte algo especial en las personas que lo consuman y que se perciba el mimo y cuidado de sus elaboraciones. 

Comenzó su actividad en 2008 vendiendo a través de una plataforma de blogs los jabones basados en la receta que había desarrollado su padre. La acogida de sus productos tuvo tanto éxito que, cuatro años después, ese pequeño comercio online se convirtió en una empresa y decidió abrir una tienda en Segovia. Sin embargo, el tirón que tenía la marca en redes sociales y en la página web era evidente y el negocio físico cerró sus puertas el año pasado, hecho que en ningún momento ha provocado desventaja en las ideas de Paula. 

The Singular Olivia se ha convertido en una de las marcas orgánicas mejor posicionadas del mercado, cuenta con casi 100k seguidores en Instagram y trabaja con otras marcas creando nuevas líneas de negocio, productos privados y aromas para varios proyectos. En su página web, ofrece sus propios productos: velas, jabones, champús sólidos… ahora han dado un paso más incluyendo sprays hidroalcohólicos de aromas tan especiales como el de mojito. Además, podemos encontrar una gran variedad de productos de cosmética (cuidado del cabello, facial, corporal, maquillaje) de marcas como Jane Iredale, The Ordinary, Lollia o Beauty Blender.

“Más que un proyecto, esta empresa es un sueño, una lección de superación y un acto rebelde contra las normas establecidas. Y más que un producto tenemos una quimera, una utopía que, para ser sinceros del todo, no ha parado de darnos alegrías ni un solo día.”