Los diseños de Azurro Living. Lujo en muebles de exterior

Diseños de lujo para el exterior e interior. Esa es la finalidad de los muebles creados por Azurro Living, empresa que nació en 2020 en Dallas. Los productos están hechos para enriquecer la vida de quienes los utilizan, además de estar tejidos a mano, algo que les aporta un valor añadido. La atención al detalle y el control sobre todo el proceso de creación, lleva a la empresa a ofrecer muebles de gran calidad que se integran a la perfección en todos los ambientes.

Silla Montauk. Cortesía: Azurro Living
Silla Montauk. Cortesía: Azurro Living

Azurro Living diseña productos con la intención de que se integren en los entornos internos y externos. El diseño de calidad se obtiene gracias a formar un grupo de profesionales apasionados por su trabajo y cuya principal preocupación sea diseñar productos que enriquezcan la vida de las personas que los usan.

La pasión caracteriza el trabajo de la empresa estadounidense, pasión por desarrollar muebles tejidos a mano. Esta fue la razón que llevó a Azurro Living a abrir su propia fábrica donde elaborar los muebles y llevar a cabo un programa estricto de control de calidad de todos los productos y proyectos desde su inicio hasta su fin. Se diseñan, desarrollan y se prueban las piezas con altos estándares, y gracias a ello los muebles resultantes son innovadores que marcan tendencia en cualquier sitio.

Los diseños son materializados por maestros artesanos y mujeres doblando a mano marcos de aluminio, junto con patrones avanzados de mimbre y cuerda. Mientras tanto, el equipo de diseño supervisa todos los aspectos relacionados con la creación, asegurándose de que todos los productos estén diseñados para el disfrute, para que sea original, duradero y para que cumpla con su función a la perfección.

Montauk. Cortesía: Azurro Living
Montauk. Cortesía: Azurro Living

Desde el principio hasta el final. La pasión de Azurra Living comienza con la investigación, la conceptualización creativa, pasando por la selección de materiales hasta la creación de prototipos.  Los diseños consiguen ser originales y, a la vez, crear un estilo de vida perfecto en interiores y en exteriores. La atención al detalle hace que cada proyecto sea una nueva aventura y diferente al anterior.

Adentrarse en aventuras, traspasar los límites, son inspiraciones que toman de Europa, de los diseñadores y arquitectos de productos de Europa, quienes no conocen los límites a la hora de experimentar con nuevas formas, estructuras y materiales. Así lo explica Brandon Kershner, vicepresidente de desarrollo y diseño de productos de la empresa.

Para él, el proceso de diseñar es similar a resolver un problema de matemáticas, el cual a veces se resuelve antes que otras veces, pero que siempre merece la pena. La emoción de conseguir algo nuevo es lo que le impulsa día a día a seguir haciendo lo que le apasiona:

“Para mí, el diseño es como una ecuación sin una respuesta correcta y puede parecer un proceso interminable hasta que resuelves esa ecuación hipotética. Empiezo con restricciones y variables como grupos selectos de materiales o limitaciones de fabricación. Una vez que las defino, empiezo a dar forma a mis metas y objetivos de un informe de diseño”. “Trabajo hacia ese momento en el que siento que logré algo nuevo, algo que no se ha creado ni visto antes y que estéticamente funciona desde todos los ángulos y perspectivas. Esa es la aventura y la emoción que impulsa cada proyecto hacia adelante ”

Entre todos sus diseños, hablamos de tres colecciones: Montauk, Dune y Cove. En Montauk nos encontramos con muebles de tejido macramé, elaborado por artesanos experimentados, consiguiendo el equilibrio entre originalidad y comodidad. Dune presenta una silla elegante que permite relajarse, y la cuerda texturizada le da el toque especial. Por último, Cove, donde los muebles siguen el modernismo atemporal. Diseños funcionales, prácticos, pero a la vez modernos que se adaptan a la vida de cualquiera, incorporando el lujo como seña de identidad.