Galatea Vintage

Vintage
Blanca

Esa sensación de entrar en una tienda vintage y bucear entre piezas únicas, buscando encontrar ese tesoro que hace que te preguntes por la historia de su tela y el recorrido de sus puntadas…

Las tiendas vintage están llenas de romanticismo y llegan a convertirse en una verdadera adicción para algunos, como es el caso de Beatriz Osorio, que ya con 15 años descubrió su verdadera pasión y desde entonces su sueño ha sido siempre tener una colección de ropa vintage muy especial.

Ha recorrido multitud de destinos en busca de piezas únicas, para poder poner en marcha Galatea Vintage, su propia tienda virtual, donde ya se pueden ver las dos primeras colecciones que ha lanzado, inspiradas en la música y en el cine. Beatriz, que es además fotógrafa de profesión, realiza su propio contenido, que iremos viendo crecer poco a poco.

Vintage
Blanca
Vintage
Blanca

Llevas preparando este proyecto mucho tiempo, ¿podrías contarme un poco más acerca de cómo se vertebró todo?

El pilar fundamental de este proyecto es mi pasión por la ropa vintage, llevo desde los 15 años coleccionando piezas especiales compradas en distintos lugares. El armario de mi madre, es sin duda, mi gran fuente de inspiración. Recuerdo perfectamente abrir sus armarios y probarme todo, prendas increíbles que mi madre guarda, incluso, desde su época del colegio.

El otro pilar importante de este proyecto han sido mis amigas. Siempre me han pedido consejos y se han metido en mi armario en busca de algo especial para ponerse en un evento, fiesta o boda. Ellas me han animado mucho a que esto se hiciera realidad y debido a ello desarrollé la idea de comprar para ellas y para muchas otras mujeres amantes de la moda vintage.

 Has recorrido multitud de lugares en busca de prendas ¿Cuál dirías que es la capital de la moda vintage?

He recorrido cantidad de ciudades y en ellas he encontrado verdaderas maravillas. París, Berlín, Nueva York, también España. Pero sin lugar a dudas, Londres es mi lugar favorito. Los ingleses tienen una costumbre muy arraigada por la ropa vintage. Sus tiendas de segunda mano e incluso sus múltiples locales de “charity” ofrecen un sinfín de piezas asombrosas.

 

¿Cuál es el mayor tesoro que has encontrado?

Mis mayores tesoros son herencias de mi abuela y mi madre. Tengo pendientes maravillosos de los años 80. Además, tengo prendas, unas con marca y otras sin, que son muy especiales. Todavía conservo un abrigo maravilloso que me compre en Londres con 20 años y que cada vez que tengo ocasión, me lo pongo.

Vintage
Chaqueta Blanche Devereaux

Tu negocio consiste en darle una segunda vida a las prendas ¿Se trata de un objetivo sostenible o estilístico?

Ambas cosas, lo divertido de la ropa vintage es poder reciclarla, que tenga muchos usos y muchas vidas. Tenemos la oportunidad de ayudar a crear una moda más sostenible de una forma dinámica y única. Lo considero totalmente una filosofía de vida.

Al ofrecer prendas con historia, supongo que conocerás unas cuántas … ¿Cuál es la historia más llamativa?

Hace unos años estaba comprando unos vestidos de segunda mano en un showroom y hablando con la persona que me los vendía, nos dimos cuenta que eran de una tía abuela mía.

Vintage
Blanca

Además de poner en marcha el negocio, creas tu propio contenido ¿crees que tus fotografías se podrían definir de alguna manera?

Me dedico profesionalmente a la fotografía, me gusta ir cambiando, probando cosas nuevas, experimentar con la imagen. Me imagino que con el tiempo iré definiendo un estilo, lo bonito de la fotografía es que es una profesión muy dinámica. Hago fotos de cada colección para colgarlas en mi web e intento sacar el máximo partido a mi conocimiento visual para que la gente pueda tener una experiencia de compra lo más inmersiva posible…

“A head for business and a bod for sin” es una colección ochentera. De las décadas del siglo pasado, ¿es la moda de los ochenta la que más te gusta?

Sí, me gustan mucho los 80, he crecido con sus películas y series, también me gusta mucho los 60 y 70, los movimientos culturales de esos tiempos (el estilo, la música, los hippies…)

Con el boom de la ropa de segunda mano ¿que crees que convierte a Galatea Vintage en una firma especial?

Durante años, he ido minuciosamente eligiendo y almacenando piezas únicas, de gran calidad, con la idea de montar un negocio y ofrecer mi forma de interpretar la moda vintage en la actualidad. También, que la experiencia de compra online sea igual de enriquecedora como entrar en una tienda física. Trasladar al usuario a un mundo imaginario a través de cada contenido.

¿Tienes preparada alguna novedad para los próximos meses?

Estoy a punto de sacar otra colección, esta vez serán abrigos y jerséis, será un estilo cómodo y casual. Serán colecciones frecuentes, mezclando con prendas individuales y particulares que iré promocionando a través de instagram.

Vintage
Blanca