De la gran pantalla al mundo literario: la primera novela de Tarantino

Quentin Tarantino, después de convertirse en el cineasta más icónico de los últimos treinta años, ha decidido recurrir a una nueva manera de trasladar sus historias. Ya está disponible en librerías su novela Érase una vez en Hollywood, que marca el comienzo de su inmersión en el mundo literario.

El director de películas de culto como Pulp Fiction Reservoir Dogs ha querido homenajear con su libro la antigua costumbre que había en la industria cinematográfica de publicar novelas cuando se lanzaban las películas más taquilleras. Él mismo las compraba cuando era niño y esa misma nostalgia que le ha llevado a recuperar la tradición tiñe también las páginas de la novela Érase una vez en Hollywood. 

Aunque la novela sigue los pasos de la película estrenada recientemente, ahonda más en los personajes y reconstruye con mayor precisión el ambiente existente en Los Ángeles de finales de los sesenta y principios de los setenta. Sus dos protagonistas indiscutibles, que también vimos en la película, son Rick Dalton, un actor que está asumiendo el fin de sus años de gloria, y Cliff Booth, el doble del actor en las escenas de acción. En la novela el lector puede conocer de manera detallada las motivaciones y personalidades de cada uno gracias a su aparición constate a través de sus recuerdos.

Quentin Tarantino, novela
Portada del libro Érase una vez en Hollywood

Paralelamente a la historia de estos dos personajes, Tarantino nos explica la de la transformación que el movimiento hippy sufrió en los estertores de la década de los 60s mediante la historia de la familia Manson. Las pinceladas que se dan sobre ellos en la película se completan en la novela con el foco en el líder de aquella secta, Charles Manson.

Por último, el libro se adentrará en la relación de dos estrellas fundamentales de la época: Sharon Tate y Roman Polanski se retratan con asombroso detalle. No solo analizará sus orígenes, sus personalidades o su vínculo, Tarantino va más allá y analiza con especial interés la importancia que tuvo su presencia en el ambiente de Hollywood y como cambiaron la manera de entender el cine.

Érase una vez en Hollywood se presenta como un manual imprescindible para comprender la época de los 60 en la industria cinematográfica, desde los detalles contextuales más insignificantes hasta los debates que se generaron alrededor de la calidad del trabajo de directores, actores y productores. Quentin Tarantino no se ha limitado a trasladar el guion de la película a un libro, ha adaptado el orden de la historia y su estructura, confirmándose como un narrador de historias independientemente del formato que utilice para ello.

Si bien el director ya había revelado su afición por el mundo de la literatura, este libro confirma las palabras que dedicó en 2015 a The Hollywood Reporter convirtiendo su insinuación de dedicarse a la escritura de novelas en un futuro bastante plausible. Y para el que parece tener además bastante talento, así lo ha calificado Dwigith Garner en el New York Times: “Tarantino hace que contar una historia apasionante parezca fácil, el truco más difícil de todos”, así que parece bastante claro que este estreno no deja de ser la presentación de una faceta que el director pretende continuar explotando.

“Con toda probabilidad voy a rodar solo diez películas, así que ya estoy planeando qué hacer después. Por eso las cuento. Quiero parar llegado el momento. Básicamente, lo que quiero hacer luego es escribir novelas.”

-Quentin Tarantino en la mesa redonda de The Hollywood Reporter en 2015.

Quentin Tarantino
El director, y ahora escritor, Quentin Tarantino