Synchrodogs, instantes de crudeza onírica

Synchrodogs 6 2
Synchrodogs 12 2

En una coreografía íntima y sincronizada, el dúo creativo de Synchrodogs trata de devolver al ambiente su belleza salvaje e inexplorada, aquella que perdimos en distintos procesos ambientales causados por nuestra intervención. Cada escenario dista miles de kilómetros del otro, lugares desolados que el tándem visita en su exploración de lo desconocido, donde recrean sus visiones para inspirarnos respeto y responsabilidad por el Planeta Tierra.

Entre el sueño y la vigilia, los creativos indagan mediante su propia tendencia meditativa, con la que alcanzan un estado que les ha permitido desarrollar una estética compartida, una serie de ideas que solo existe en la coherencia de pensamiento entre Tania Shcheglova y Roman Noven.

Synchrodogs 16 2
Synchrodogs 2 2
Synchrodogs 1

Fue amor fotográfico a primer click. Los dos artistas ucranianos vivían a ocho horas de tren en ciudades distintas, pero el intercambio de contenido en 2008 en una web de fotografía, dio pie a esta unión de imaginarios fuera de lo convencional, bañados por la sintonía entre sofisticación y naturaleza.

No tuvieron demasiada ocasión de ocultarse bajo el anonimato. Desde el primer momento, su nombre ha estado en boca de todo el mundo del arte y de la moda internacional, todos atraídos por el surrealismo presente en la esencia animal de sus imágenes.

Synchrodogs 23 2
Synchrodogs alude literalmente a ‘Perros sincronizados’, ya que Shcheglova y Noven comparten gustos crudos, percepciones e incluso pensamientos oníricos. Pretenden desconcertar y asombrar
con una obra que se equilibra entre lo real y lo imaginado, llevando al espectador a un mundo inconsciente y original.
 

Con sus viajes han sido testigos de las intrusiones del ser humano en la naturaleza, un concepto que exploran creando instalaciones de un día de vida, que capturan para siempre con su cámara fotográfica.  El valor alegórico de las instantáneas, que recrean el entorno construido, obedece a la necesidad del dúo de reivindicar a la Madre Naturaleza. Sus instalaciones fugaces se han convertido en metáfora de imprudencias medioambientales, un deterioro irrevocable de la vida y del entorno de las próximas generaciones.

Synchrodogs 4
Synchrodogs 3
Synchrodogs 14 2
Synchrodogs 28

Slightly Altered

¿Son limitados los recursos que la Tierra nos permitirá utilizar? Para descubrir hasta qué punto las personas se han entrometido en los territorios destinados a ser salvajes, que ahora están “Ligeramente alterados“, Tania y Roman estuvieron viajando un mes por los Cárpatos en la creación de su nueva saga, Slightly Altered.

“Es un reflejo de cuánto estamos entrelazados con la naturaleza: cambiando el medio ambiente, nos cambiamos a nosotros mismos”. Tuvieron que enfrentarse a un multitud de situaciones controvertidas y dolorosas para ellos: “saber cómo los lugareños talan semanalmente miles de árboles, todo ilegalmente, para cobrar, ver animales disecados en cada restaurante, hotel o restaurante de montaña. Nunca ver al menos un animal vivo en el bosque, apagando un fuego en el valle de la montaña después de que algunas personas dejaron irresponsablemente una fogata para dejar de arder por sí sola”.

Synchrodogs 25
Synchrodogs 10

Synchrodogs no nos deja mirar hacia otro lado. Nos hacen viajar al al interior de la escena como un reflejo más de todo lo que sucede. No solo como observadores, sino también como partícipes de esta nueva realidad que estamos creando. Imágenes, en definitiva, que dejan un sabor agridulce, que atrapan por su reflexión estética y elevan por su instrospección abstracta.