Ken Follett “Creo que Never es la historia más apasionante que he escrito”

Ken Follett

Ken Follett es considerado uno de los autores de mayor éxito del mundo. Entre sus 36 libros, se han vendido más de 175 millones de ejemplares en más de 80 países y en 33 idiomas. Entre sus mayores éxitos figuran La Isla de las Tormentas, Los Pilares de la Tierra, Un Mundo Sin Fin y un gran etcétera. Ahora, Follett vuelve para presentarnos su próximo libro, Never (nunca), que será publicado el 9 de noviembre de 2021. Never llevará al lector a través de un viaje contemporáneo, pasando por el corazón del desierto del Sahara y llegando hasta las cámaras más recónditas en las grandes capitales del mundo.

Así surgió la idea:

Mientras el autor investigaba para su novela La Caída de los Gigantes, se sorprendió al darse cuenta de que la Primera Guerra Mundial fue una guerra que ningún bando deseaba que se produjera, pero por la toma de decisiones de emperadores y primeros ministros, se desarrolló el conflicto más terrible que el mundo había conocido. Follett explica perplejo “Llegué a creer que todo había sido un trágico accidente. El horrible pensamiento que se me ocurrió fue: ¿Podría volver a ocurrir? Y me hice la pregunta que desemboca en el principio de cada una de mis novelas: ¿Podría escribir una historia sobre esto? ¿Cómo empezaría? En mi historia, ¿cuál sería nuestro equivalente al asesinato que desencadenó la Primera Guerra Mundial?” Se entrevistó con algunas de las personas implicadas en la toma de decisiones al más alto nivel, y les preguntó cuáles eran para ellos los puntos álgidos de la actualidad. “El resultado es Never

Ken Follett

Follett describe la novela como “más que un thriller, es la historia de una crisis global, con personajes en Estados Unidos, África del Norte y Asia Oriental que luchan por evitar el estallido de la Tercera Guerra Mundial. Cuando empecé a escribirla, no sabía cómo iba a terminar. Y vosotros no lo sabréis hasta la última página.” 

“Creo que Never es la historia más apasionante que he escrito”

Y es que Never se aleja de las exitosas novelas históricas que nos ha regalado el autor a lo largo de los años. Al ser preguntado por el significado del título, Follett responde que mientras escribía, no podía dejar de preguntarse si lo que narraba podría ocurrir realmente, pero, ¿cuándo podría darse este suceso? su respuesta fue clara “espero que nunca (never)”.

A la hora de escribir el libro, el autor quería ser lo más preciso posible dentro de la ficción, por lo que el trabajo de investigación al que tuvo que someterse fue largo y meticuloso. “Entrevisté a numerosas personas que han ocupado puestos de poder en el mundo de los asuntos internacionales, como un primer ministro, dos embajadores y un general. Planeé varios viajes, pero el virus se interpuso. Afortunadamente, ya había visitado Pekín, el desierto del Sahara y la Casa Blanca. Estudié los portaaviones, las lanzaderas de misiles y los búnkeres nucleares. Leí The Economist cada semana y el Financial Times cada día, además de la revista Foreign Affairs, The China Quarterly y The Journal of Strategic Studies. Pero lo más importante era hablar con la gente de primera línea en la política mundial.”

Follett nos desvela el dato más curioso que descubrió a lo largo de todas las entrevistas que realizó “En todo momento, día y noche, el presidente de los Estados Unidos lleva una pequeña tarjeta, como una tarjeta de crédito, que lleva impreso un código que cambia cada día. El presidente tiene que romper su funda de plástico para poder leerlo. El código sirve para confirmar la identidad del presidente cuando llama por teléfono al Pentágono para ordenar un ataque nuclear.”

En cuanto a los cuatro protagonistas que contiene el libro, el autor explicó “Uno de los héroes del libro es una joven americana trabajando para la CIA en África del Norte, una presidenta de los Estados Unidos, a través de la cual vivimos esta crisis, un espía chino muy inteligente, quien negocia su camino a través de la élite del gobierno del país, y un hombre que trabaja de incógnito e investiga terroristas en África del Norte”. 

Al ser preguntado por el desarrollo de los personajes y su nivel de inspiración en personas reales, Follett contesta “Nunca baso un personaje enteramente en una persona, pero sí que adquiero ciertas características que quiero que tengan mis personajes de personas que voy conociendo. Si estoy escribiendo sobre una persona con maldad, pienso en  personas que hayan irradiado maldad hacia mi y me planteo las razones por las que pueden ser así. Si estoy escribiendo sobre alguien sexy, pienso en personas que considero que lo son, y cuáles son las características que hacen que las perciba así. Pero nunca cojo a una persona real y convierto a uno de mis personajes en un retrato de esa persona, la razón por la que no lo hago es, además de que la persona podría ofenderse, que esa persona puede que no actuara de la manera que yo necesito que mi personaje lo haga, en cierta manera mis personajes nacen de la historia que quiero escribir”.

Finalmente, Follett nos confiesa que “estaría encantado si este libro comenzara un debate sobre la posibilidad de que una Tercera Guerra Mundial se llevara a cabo, de la misma manera que comenzó la primera, a través de una serie de personas inteligentes y sensibles, que no pretendían que ocurriera”.