Judy McKenzie “El aislamiento impuesto al mundo me llevó a mirar al cielo”

¿Habías oído hablar de la técnica tradicional japonesa Nerikomi? ¿Y del Kintsugi? Nunca es tarde para adentrarse en estos procesos artesanales que resaltan la belleza de la porcelana. Un ejemplo a seguir es el Judy McKenzie, quien a la edad de sesenta años se inscribió en un grado en Artesanía y Diseño en 3D, encontrando la plenitud de la que no pudo gozar en su época más prematura “Mi familia siempre ha sido mi prioridad, por lo que nunca se me había pasado por la cabeza estudiar un título.”, recuerda cuando charlamos. Su camino eran las artes, pero algunos consejos frustraron sus intenciones “¡Desafortunadamente, los escuché!”.

Judy McKenzie
Group of three Lockdown Skies Paul Hammond

Muchos años después las tornas cambiaron, guiada por una pasión tan intensa por el arte que decidió completar sus conocimientos en el Royal College of Art, donde descubrió las alegrías y frustraciones de la arcilla de colores. Su investigación continua le ha llevado a probar con los fascinantes procesos de Nerikomi y Kintsugi.

En la primera de ellas, los patrones incrustados en la porcelana se convierten en el ADN del material, a partir del cual se pueden manipular las nuevas formas. Cada partícula se trabaja a mano, desde el coloreado de la porcelana, con tintes y óxidos, hasta el diseño del patronaje.  Este diálogo entre creador y material solo permite a Judy McKenzie imponer sus diseños en cierta medida, ya que la arcilla tiene una voz propia que se deforma y tuerce con la cocción al capricho de la naturaleza. El antiguo proceso se presta maravillosamente a la reinvención, que culmina con el pulido con almohadillas de diamante, para crear una superficie suave e irresistiblemente táctil.

El Kintsugi, por su parte, abraza las imperfecciones que pueden ocurrir durante los procesos extremos involucrados en la construcción y cocción de sus piezas. Con ella, trata de Resaltar un desgarro en la porcelana con un parche de plata maciza enfatiza la belleza que se puede encontrar en la imperfección y la fragilidad, creando una historia nueva y única para la pieza, convirtiéndola en algo para ser atesorado.

Judy McKenzie
Ester Segarra

A los sesenta años te matriculaste en una Licenciatura en Artesanía y Diseño 3D.

 Es algo que me suelen decir muchas veces por mi edad. No pensé que estuviera haciendo nada inusual o inteligente, pero he tenido algunas reacciones encantadoras por parte de mujeres que se han inspirado en mí para hacer lo mismo. Mi familia siempre ha sido mi prioridad, por lo que nunca se me había pasado por la cabeza estudiar un título. Es más, cuando estaba en la escuela, hace muchos años, me dijeron que el arte era una profesión muy difícil para ganarme la vida. Me sugirieron que consiguiera un trabajo adecuado y dejara el arte para disfrutar como pasatiempo. ¡Desafortunadamente, los escuché!

Pero aun así te has consolidado como artista…

Mi amor por la cerámica siempre estuvo presente, así que continué tomando varias clases nocturnas y residenciales sobre el tema. No obstante, fue una reunión fortuita con una vieja amiga de la escuela a quien no había visto en treinta años lo que cambió el curso de mi vida. Ella estaba estudiando para obtener su título en bellas artes en una universidad local, se divertía y amaba su nueva libertad artística, así que me convenció para que fuera a la universidad y hablara con el líder del curso de Artesanía y Diseño 3D. Fui a la entrevista, miré por el departamento ¡y ya estaba totalmente enganchada!

Judy McKenzie
Porcelain bowl Sunset Paul Hammond

Después de hablarlo con mi familia me uní al curso y pasé a tener los tres años más increíbles y satisfactorios de mi vida, jugando con cerámica, vidrio, metal y madera. ¡Fue fabuloso! Era como una niña de tres años demasiado entusiasta ¡me levantaba a las cinco de la mañana para preparar mis cuadernos de bocetos para el día que tenía por delante!

¿Cómo diste el salto a hacer la licenciatura?

Mis tutores estaban en la cima de sus carreras, la mayoría de ellos habían estudiado en el Royal College of Art y, con su empujón, postularon a la RCA para estudiar mi maestría. No entré en mi primer intento, pero mi tutor de cerámica me recomendó que volviera a intentarlo al año siguiente. ¡Me aceptaron! ¡Me uní a la RCA!

¿Cómo te sentiste?

Me sentí una privilegiada al estar estudiando en una institución tan sagrada. Debo admitir que sentí un poco de “síndrome del impostor, pero fue una experiencia increíble y aprendí mucho sobre mí misma y sobre mi práctica. Ahora estoy trabajando de una manera que se aleja de cualquier cosa que haya hecho antes, y estoy emocionada de saber a dónde me está llevará mi cerámica.

Judy McKenzie
small porcelain bowl Matthew Booth

Hasta el momento, tu cerámica te ha llevado a viajar a China para exhibirla

Fue por el Show de Fin de Año en la RCA, una ocasión muy prestigiosa. Es durante el espectáculo que los graduados conocen a tanta gente interesante. Un emprendedor se acercó al departamento de cerámica y nos invitó a exhibir nuestro espectáculo de fin de año en China. Eligieron a tres graduados para viajar a China para ayudar con la exposición ¡y yo fui seleccionada!

¿Qué recuerdas del viaje?

Uno de nuestros tutores en la RCA tiene una conexión personal con China, y fue un gran privilegio que alguien que tiene tanto amor y conocimiento profundo de todo lo que China tiene para ofrecer le muestre las vistas y los sonidos de un condado. ¡Jingdezhen fue una revelación y un asalto a los sentidos! ¡Y la tranquilidad del Instituto de Arte Cerámico Sanbao fue hermosa! Fue una experiencia increíble e inolvidable, y me considero muy afortunado de haber tenido una oportunidad tan maravillosa.

Judy McKenzie
Nerikomi Porcelain Platter Lightening Paul Hammond

Has seguido creciendo en ese aspecto, tus próximos eventos incluyen exposiciones de verano, tanto para galerías en Cornwall como en Hong Kong.

He tenido la suerte de que mi trabajo fuese descubierto a través de Instagram. La galería en Cornwall vio mis publicaciones y me invitó a mostrar mi trabajo en su Exposición de Primavera de 2019. Este año será el tercero que mi trabajo ha viajado a Cornwall, lo cual es realmente maravilloso. Realmente agradezco el continuo apoyo de la galería, es una nueva y emocionante aventura.

Hablemos ahora de las piezas ¿cómo dirías que ha evolucionado tu trabajo desde la Serie Uno?

Cuando estaba en la RCA, descubrí la belleza de la arcilla de colores. La arcilla es el centro del escenario y no necesita más mejoras. Estaba investigando la relación entre diferentes colores y patrones y experimentando con la introducción de la forma. Mi objetivo era crear un material a partir del color y el patrón, que se convirtió en el ADN de la pieza. El patrón se pudo leer en toda la profundidad del trabajo. Investigué a practicantes establecidos en el arte de Nerikomi y obtuve mucha información a través de libros y YouTube. Mi trabajo era riguroso y preciso, y consumía mucho tiempo, y sentí la necesidad de relajar mi proceso y ser más libre con mi estilo y diseño. Mi trabajo ahora es una feliz progresión de la reglamentación de la Serie Uno, pero el patrón sigue siendo el ADN del material. Sigo sintiendo la necesidad de trabajar en el proceso de colocación de arcilla coloreada. Será una historia en constante cambio. 

Judy McKenzie
Ester Segarra

¿Y cuál fue tu inspiración para la Serie Tres?

La serie tres es una progresión natural de la serie dos, ¡y todo comenzó con el confinamiento! El aislamiento impuesto al mundo me llevó a mirar al cielo. No estábamos solos, sino conectados por los cielos sobre nosotros. 

Fue un pensamiento reconfortante. Había unidad en nuestras luchas individuales, una necesidad de dar sentido a lo que estaba sucediendo y de encontrar nuestras propias formas de hacer frente a la pandemia mundial. Todavía no puedo entenderlo, pero puedo perderme con la cabeza en las nubes, haciendo un trabajo que me dé esperanzas para el futuro. Disfruto mezclando los colores en la porcelana, espero evoque sentimientos de libertad para el futuro, al mirar al cielo.

Imagino que, aunque estabas aislada, pudiste seguir trabajando en el estudio.

Sí, me considero muy afortunada de poder trabajar desde casa, en un cobertizo que me sirve de estudio en el jardín. Habría estado completamente perdida y sin timón durante el año pasado. También estoy muy satisfecha por la respuesta recibida ¡así que mi cobertizo ahora necesita un poco de reorganización y actualización! ¡Es un trabajo emocionante en progreso!

Judy McKenzie
Ester Segarra

Además de en las reformas del taller ¿estás trabajando en algo nuevo ahora?

El nuevo trabajo continuará evolucionando y dando forma a mi práctica. Mi siguiente etapa serán las formas más grandes, empleando diferentes arcillas de gres, quizás mezclándolas con porcelana. Las posibilidades de combinaciones de colores, formas y diseño son aparentemente infinitas. ¡Y será mejor que me apresure! ¡Tengo mucho que poner al día!