El sabor de la cerámica

La artista de cerámica Ahryun Lee ha creado la “Tasty Collection”, un proyecto con el que pretende transmitir emociones de su infancia conectadas con el sentido del gusto. Sus obras buscan romper los límites entre arte, diseño y artesanía para demostrar que la cerámica es un medio creativo ilimitado dentro del arte contemporáneo.

Tasty Collection
Tasty Collection

Imaginación y creatividad en estado puro. Como si se tratase de chucherías, de gominolas que comíamos cuando éramos pequeños, esos recuerdos de la infancia son los que Ahryun Lee quiere evocar en todos nosotros a través de sus creaciones de cerámica. El sabor que se produce en nuestro paladar: dulce, agrio, efervescente, amargo. Todos ellos se materializan en la “Tasty Collection” mediante piezas artesanales únicas, inigualables.

Spiky brothers
Spiky brothers

El sabor predominante es el dulce, el cual lo plasma en la cerámica mediante el uso de texturas y de colores vivos, brillantes, que permiten convertir esta abstracción en un lenguaje visual tangible y vibrante. El sentido del tacto también toma mucha relevancia, ya que, con él quiso crear un objeto de cerámica imaginativo y sensualmente provocativo que lleva a la experiencia de la sinestesia. Plasmar los sentidos en objetos, eh ahí uno de sus propósitos con esta nueva colección.

Pero su cerámica va mucho más allá. Todo su trabajo, a lo largo de los años, se asienta sobre la intención de romper los límites que existen entre el arte, el diseño y la artesanía. Dentro del contexto del mundo contemporáneo, la surcoreana crea objetos que se encuentran entre la funcionalidad y la no funcionalidad, mostrando cómo una pieza convencional puede evolucionar fuera de los límites con los que se le puede conectar. Para ello, sus creaciones no solo consisten en presentar las habilidades técnicas basadas en la artesanía, sino que también sugieren el diálogo y la narrativa de estas.

La cerámica, para Ahryun presenta infinitas posibilidades creativas, es un medio fértil para la experimentación y la potencial especulación creativa dentro del arte contemporáneo. Es versatilidad pura, permite al artista utilizar cada vez más el material para crear y producir resultados estéticos sobresalientes, creando una ambigüedad para definir la cerámica. La arcilla presenta un mundo lleno de intriga y de imaginación.

Cuestionar, esa es la clave. Preguntarse el valor tradicional de la cerámica y las nuevas posibilidades de expresión que permite. Ahryun Lee es lo que hace, mantiene la perspectiva del artesano en cuanto a las habilidades técnicas con un refinamiento de los objetos, contempla la cerámica como vasija pero perdiendo su funcionalidad. Va un paso más allá, viendo en la cerámica no solo un uso práctico, sino también decorativo y expresivo que contiene diálogos visuales. Considera que pueden ser compatibles los aspectos tradicionales con los contemporáneos .

Orange Jelly
Orange Jelly

Graduada en el Royal College of Art de Reino Unido en 2016, tras haber estudiado cerámica en Corea del Sur y Reino Unido, explora numerosas posibilidades creativas al adoptar diferentes perspectivas entre Oriente y Occidente. Su trabajo se ha desarrollado a partir de la búsqueda de traspasar las fronteras entre los productos de diseño y el objeto artístico

Los materiales que utiliza para dar rienda suelta a su habilidad y creatividad son la porcelana, tinte de color de alta cocción, esmalte especial, cocción de oxidación. Para darle su toque personal, las técnicas de las que más hecha mano son, entre otras, el deslizamiento o construcción a mano. Para ella las piezas tienen que quedar, dentro de que no hay un objeto igual a otro, perfectas, y ello lo consigue gracias a sus conocimientos artesanales que pone en práctica en su trabajo.

La artista de cerámica ha demostrado con creces que los sentidos se pueden traducir visualmente en un objeto. La dulzura y los recuerdos pueden sentirse a través de las obras de Ahryun Lee, lo que hace de su cerámica una experiencia única que transporta a quienes disfrutan de ella a tiempos pasados llenos de color y alegría. Si su intención era romper fronteras, con su arte podemos decir que lo ha conseguido.