El emotivo lenguaje vegetal de Koralie Flores

“La naturaleza es lo más inspirador. Todo está ahí, todo está dicho. Como seres humanos, sólo podemos imitarla o interpretarla”

Por Marta Martínez

Resulta imposible no verlo después de la sentencia de Koralie Flores, sobre todo cuando la artista se refiere a lo que está justo ahí. En la curvatura en espiral de algunas plantas, en la disposición de los pétalos de una flor o en la dirección elevada en que se ramifican los árboles.

Este modo específico en el que se presentan en la naturaleza se conoce como filotaxis. Se trata de diseños geométricos, habitualmente regidos por la proporción áurea o la secuencia matemática de Fibonacci, determinados por la genética y los patrones de crecimiento de cada especie.

La creativa multidisciplinar Koralie Carmen Flores ha desarrollado toda su obra en torno a esta clase de construcciones vegetales, basadas en la simetría y la repetición. Se utilizan distintas técnicas arquitectónicas para rendirles homenaje mediante la yuxtaposición con patrones de origen humano, étnico o contemporáneo. El resultado son conjuntos multiculturales en armonía con las formas orgánicas, siempre vinculados a la paleta de colores naturales: los verdes del follaje, los ocres, beiges y marrones de la tierra, la multitud de azules del cielo y el agua…

Oriunda de Montpellier (Francia), realizó sus estudios de arquitectura en la Universidad Paul Valéry, después de una infancia marcada por el dibujo y la escultura. Mientras en los primeros años el lienzo fue su medio principal, unas pequeñas incursiones en otras superficies, pasando por las creaciones digitales e incluso la ilustración, le llevaron hasta el entorno urbano, donde hizo sus primeros grafitis. “Lo que hago hoy es el resultado de este viaje”, apunta. El que ha llevado a su peculiar trazo, reconocible por un uso onírico del cromatismo, a ser parte de exhibiciones e intervenciones internacionales.

ESTAMPES MILOS koralie carmen flores
Koralie Carmen Flores Mural Le Locle Suisse 1

A día de hoy, su investigación artística ha tomado un rumbo más conceptual al perseguir, paradójicamente, traducir las ideas abstractas que hay detrás de los ideogramas en impresiones, estatuillas de madera revestidas o incluso esculturas murales, como bajorrelieves. Los que, explica, “son una especie de frescos de volumen donde el diseño emerge a través de las sombras proyectadas”.


¿Hay algún tipo de patrimonio artístico que le inspire en especial?
Las “creaciones humanas” son lo que más me inspira, como la arquitectura, por supuesto, pero también la artesanía: combino trajes, arquitectura, tradiciones de diferentes culturas y épocas, y las asocio para crear una mezcla armoniosa. De hecho, los motivos de la naturaleza a menudo se encuentran en los bordados de trajes tradicionales de muchos países o en los detalles o la estructura de ciertos edificios.

PULSA AQUÍ para acceder a la entrevista completa…