El disidente, 19 de marzo en Filmin

Después de que el periodista del The Washington Post, Jamal Khashoggi, el disidente crítico con la política de su país y la figura del príncipe heredero Mohammad bin Salman, desapareciese en 2018, fue hallado asesinado y toda la verdad sobre el suceso llega en exclusiva a España, de la mano de Filmin, a partir del 19 de marzo.

El disidente es el nuevo documental del ganador del Oscar Bryan Fogel (“Ícaro”). Con su nuevo proyecto, presenta material nunca visto y nuevas evidencias sobre el papel del príncipe heredero Mohammed bin Salman en la muerte de Khashoggi en la embajada saudí de Estambul. A pesar de su incuestionable interés, “El disidente” tardó 8 meses en encontrar distribución en Estados Unidos. Medios como The Hollywood Reporter o The New York Times han hablado del temor de Hollywood a ofender al gobierno de Arabia Saudí para explicar por qué ninguna de las grandes plataformas de streaming han optado por estrenar el documental.

Aun así, este thriller político sobre dinero, tiranía, amor, valentía y hackeos informáticos ha sido aclamado por la crítica estadounidense y ya tuvo su premiere mundial en el Festival de Sundance. Ahora llega a nuestras pantallas para esclarecer cómo Khashoggi fue ejecutado brutalmente en la embajada saudí de Turquía, descuartizado con una motosierra y acabando en bolsas de plástico.

FNF3e3BY
iAOy8sAc

La fortaleza del documental: testimonios de primera mano y documentos nunca antes vistos, imágenes policiales del interior de la embajada, de la habitación en la que fue asesinado, las fotos, las entrevistas… “No las encontrará ni en la BBC o la CNN ni en ninguna otra película sobre el asesinato de Jamal” explica Fogel. Es el único trabajo alrededor del asesinato de Khashoggi en el que han participado la prometida del periodista, Hatice Cengiz, o el disidente saudí Omar Abdulaziz, que desde Canadá trabaja para luchar contra la desinformación del gobierno saudí en Internet. 

Además, el pasado 27 de febrero Joe Biden a la Casa Blanca desclasificó el informe de la CIA en el que se responsabiliza al príncipe heredero saudí, Mohammad bin Salman, del asesinato de Jamal Khashoggi.