CHANEL lanza el Nº1 inspirado en la flor insignia de la Maison

La firma apuesta por el extracto de la flor Camellia japonica ‘El Zar’ en su nueva línea de belleza 

 

48C8ACC2 7057 4F67 9C54 A5414BC06C62

Tras el éxito de Chanel Nº5 se vuelve a triunfar con el Nº1

Centrada en la esencia de los activos revitalizantes del vegetal, Nº1 de CHANEL enfatiza y protege la juventud de la piel. Desde la seguridad en la inteligencia de la naturaleza los nuevos tratamientos buscan dar vitalidad al rostro tal y como la propia camelia desarrolla en su propio crecimiento. 

Las nuevas plantaciones de CHANEL en Gaujacq, al sur de Francia, buscan la obtención de ingredientes excelentes con la ayuda de expertos comprometidos en el proceso. Desde el filtrado de agua hacía la raíz de la planta hasta la absorción de los nutrientes su laboratorio de investigación lidera la transformación de sus activos en la nueva línea de belleza que incluye maquillaje, agua perfumada y sus famosos tratamientos. 

La inteligencia de la naturaleza

Los nuevos tratamientos a partir de la flor de camelia roja acercan estas innovadoras fórmulas a los orígenes de la firma, centrados en la opulencia de la naturaleza. Pues a pesar de su imagen imperial, los pétalos de esta también son resistentes a los factores externos como el frío o el agua. Se reafirma así la inteligencia del ecosistema por la que tanto apuesta CHANEL.

 

En cada producto se busca una creación avanzada inspirada en la fortaleza del planeta sin olvidar la eco responsabilidad. Es por ello que la tapa que protege las nuevas cremas está fabricada a partir de las cáscaras que rodean las semillas del vegetal. Con su propia sabiduría natural preservan el producto a la perfección, riqueza de la cual CHANEL lleva disfrutando más de 20 años ya en sus diversos productos.

 

 

 

7800F257 E7EC 4221 813E 379A706746B8
C4CFCB64 281E 4379 835D E10F8B945B74

El activo Nº1 de CHANEL 

La nueva línea de belleza se compromete a frenar los signos del envejecimiento gracias al ácido protocatéquico con el que cuenta la camelia roja en el interior de sus elegantes pétalos rojos. Esta molécula activa descubierta por los científicos de CHANEL se encarga de cumplir uno de sus principales objetivos, ofrecer vitalidad y luminosidad a la piel. 

 

A través de la estimulación de las células de la epidermis se consigue frenar la deshidratación de esta, fortaleciendo su apariencia y dando una sensación de vivacidad en el rostro. Ciencia y compromiso se juntan en esta aventura para recobrar la esencia de los principios de CHANEL. A su vez haciendo homenaje a Gabrielle Chanel con el uso de la Camellia japonica ‘El Zar’.