Asombro y desencanto

Asombro y desencanto

 

 

Asombro y desencanto es el nuevo libro de Jorge Bustos, filólogo dedicado al periodismo y actual jefe de Opinión del diario El Mundo, este reparte su jornada entre crónicas, editoriales y columnas. Publicado por Libros del Asteroide, puede ser calificado como un libro de viajes en el que el autor nos abre las puertas a su visión curiosa y su humor personal, este emprendió en dos viajes en los últimos años de su carrera periodística, los cuales desembocarían en un libro narrado a través de un enfrentamiento entre las tierras de La Mancha y Francia.

El prólogo está escrito por Andrés Trapiello, quien reflexiona sobre aquellas cosas que Josep Pla reclamaba a la mejor literatura: observación, reflexión y confidencia, en él, Andrés afirma que “es un libro espléndido. Parece un libro fácil, porque tendemos a creer que los libros de viajes lo son. Basta con mirar, nos decimos, e ir anotando impresiones. No; mirar es lo más difícil.” 

“En este libro, que recoge dos viajes muy diferentes. En el primero, por La Mancha de don Quijote, Bustos sabe dónde quiere ir y a qué; en el segundo, por el costado occidental de Francia, no sabe muy bien adónde llegará, pero sí qué quiere dejar atrás”

Y es que los seres humanos no viajamos para evadirnos de la realidad, sino para recobrarla. En un mundo lleno de virtualidad y vacío, Bustos considera que la verdad del oficio periodístico nace siempre de un viaje, de andar, ver y contar, esto nos ayuda a alejarnos de la ruidosa realidad que nos rodea y encontrarnos con el silencio, la realidad, los pensamientos de uno y a despertar nuestros sentidos.

En este libro, con un gran sentido del humor, un dominio del lenguaje y una expresión profunda e íntima de los sentimientos y las emociones, el autor nos narra su experiencia en dos viajes que se enfrentan por el espacio y el tiempo, y por una oscilación entre el asombro y el desencanto. Lo francés y lo castellano se ven comparados y el casticismo y la ilustración aparecen en lo que resulta ser un insólito libro de viajes. “Del ardor mesetario a la templanza bretona, del corral de comedias a la ópera versallesca, del loco que se creyó Amadís al loco que se creyó Napoleón, del museo de quijotes de El Toboso a la feria de selfis del Louvre y del honrado Valdepeñas al majestuoso Burdeos.”