8M- “La mujer es el eje central de mi trabajo” Luz Lizarazo

Luz Lizarazo es una artista desde hace 34 años, que tiene como objetivo ser testigo del momento vital en el que se encuentra además de dar voz a quienes no la tienen y “curar la ceguera a quienes no quieren ver”.

Ella entiende el arte, no solo como un medio para crear imágenes con contenido, sino que también lo entiende como una forma de “sanación”, como una fuerza poderosa, un elemento que tiene la capacidad de transformar la humanidad.

Quiere utilizar la fuerza del arte para hablar de lo importante.

 

1- ¿Cómo llegaste a la idea de, quiero hacer esto, mostrar lo que hago?¿Cuándo empezaste?

Empecé hace 34 años. Mi primera exposición se llamó “El circo en que vivimos” en 1990, en Bogotá, en una galería que ya no existe y fue una crítica a la sociedad, a mi ciudad. 

créditos fotográficos Federico Bottia

Llegó un momento en mi vida, en el año 2000, que marcó mi vida. La muerte de mi segunda hija. Ese hecho me rompió de una manera tan contundente, fue una bofetada que me obligó por un lado a buscar refugio en mi trabajo, y ahí entendí todo su poder de sanación. Y por otro, a utilizar la fuerza del arte para hablar de lo importante. Se encendió mi alarma vital y con ella el deseo de crear para actuar.

Las ideas siempre me han llegado trabajando, no creo en la inspiración que llega de estar sentada mirando al vacío. Un proyecto siempre es la semilla del que sigue o empieza a gestar algo que veré con mas claridad años mas adelante.

Luz Lizarazo 04

2- ¿En que te inspiras para la creación de tus proyectos y textos?¿En qué, quién piensas a la hora de realizarlos?

Cada proyecto tiene su propio motor que lo detona. A veces una noticia del periódico, una conversación con mis hijas o mi pareja, la lectura de un mito indígena, una frase que escucho en la calle, una conversación haciendo una fila, visitando una exposición. Estar abierta a la experiencia de vivir y la experiencia del arte es mi mayor inspiración.

jaula

3- ¿Cuánto tiempo te suele llevar cada uno de ellos? 

Cada proyecto trae su propio tiempo como también sus propias dinámicas del proceso.

Tengo un proyecto en particular, “Celosías, estéticas de la paranoia” que habla de las rejas de las ciudades, como excusa para hablar de nuestros miedos y fragilidades,  que empecé en el año 2008 y todavía, 13 años después me invitan a exhibirlo e incluso a replantearlo según el contexto.

Otros llegan para ser resueltos en unos cuantos meses. Lo importante para mi , no es el tiempo que tardo en desarrollar cada uno, es el tiempo que quiero que permanezcan en el imaginario colectivo.

4- ¿Qué significado tiene para ti la figura de la mujer?¿Y en tus proyectos?

La mujer es el eje central de mi trabajo. En mi obra saco a la luz la fuerza contenida de lo femenino, como poder atado a la naturaleza, a la vida y los procesos de vida de la mujer como contenedora y creadora. Una fuerza que explota con todo su poder cuando a través de la obra los personajes recuperan la voz, la visibilidad, las palabras, el proceso de sanación.

5- ¿Qué proyecto resaltarías para este 8-M? ¿Hay alguno que te represente o en el que seas tú la protagonista?

Resaltaría el proyecto LAS NIÑAS. Una serie de dibujos que hace visible la situación de vulnerabilidad de la mujer en mi país y en el mundo.

El COVID hizo aún mas visible la realidad de la violencia de género acrecentándola, llevándola a unas cifras nunca imaginadas. Mujeres obligadas a estar encerradas con sus victimarios, día tras día. El feminicidio aumentó dramáticamente en el mundo.

Por otro lado, las mujeres ( y algunos hombres) empezamos a  hablar mas fuerte , a hacernos presentes y gritar al mundo lo que venía pasando sin encontrar solución. Se crearon movimientos de defensa de las mujeres en el mundo y se fortalecieron los que ya existían.

En Colombia sucedió, entre otros, un hecho lamentable. La violación de una niña indígena Embera de 11 años por parte de varios soldados de nuestro ejército nacional. Ese hecho hizo que yo comenzara esta serie de “Las niñas” a manera de denuncia para que el mundo nunca olvide que en mi país, algún día sucedió un hecho tan atroz.

Siento que esta niña no solo me representa a mi sino a todas las mujeres.

FotoOM 8506
Luz Lizarazo 03
FotoOM 8504

6- ¿Qué es lo que más disfrutas de tu trabajo?

Me gusta todo el proceso, desde el momento en que se siembra la semilla de la idea, la emoción de ese encuentro y la búsqueda de la mejor manera de representar esa fuerza que se presenta.

Disfruto mucho la parte de investigación, registros fotográficos, anotar ideas y frases en mis cuadernos. El dibujo es para mi el eje mas importante de mi obra. Siempre, cada proyecto tiene la compañía de una serie de dibujos.

El arte también me permite hablar desde las tripas, pensar con el estómago, activar todos nuestros cerebros y nuestros corazones.

Luz Lizarazo baja 01

En este escenario se prepara el lugar para crear otros mundos posibles, en el registro de la posibilidad, porque aún no los conocemos. Tenemos que invocarlos.

Y los invocamos con la intuición. Otro aspecto de lo femenino. La intuición como escuchar y empezar a actuar desde esa primera idea que llega a la mente y te hace movilizar, escribir una frase, empezar un boceto, tomar una decisión. Actuar o detenerte.

7- ¿Qué es lo más importante para ti de cara al público? ¿Te da miedo que la gente no aprecie tu trabajo?

El arte es una experiencia individual que solo tiene sentido en lo colectivo. No tengo miedo de que mi trabajo no sea entendido o  que sea rechazado pues el arte es el escenario de los afectos y desde ese lugar crea afinidades y rechazos y todo es bienvenido pues somos seres individuales. El arte sin contacto con el otro carece de sentido. Necesita de la activación de la mirada externa.

El arte se diferencia del Panfleto porque se atreve a romper con las etiquetas, con las identidades preestablecidas, con el dictamen, las ideologías, las creencias, contra el prejuicio o la posición más confortable.