SWEAT: la película que retrata el precio que conlleva ser influencer

"Una de las películas más detallistas y satisfactorias sobre lidiar con el fenómeno de la fama moderna"

sweat

Sweat una película de Magnus von Horn, que combina el drama y el suspense, llegará a los cines de la mano de Elamedia Estudios el 21 de mayo. La película ha competido en el Festival de Cannes y en el Festival de Cine Europeo de Sevilla con gran éxito.

El film relata como es la verdadera vida detrás de cámara, de la monitora de fitness Sylwia Zajac, cuya presencia en las redes sociales y los medios la han convertido en una celebridad. La influencer polaca, se dedica a mostrar a sus followers sus outfits, sus smoothies energéticos, sus frases motivadoras, pero la vida de Sylwia esconde mucho más tras ese personaje. En su mundo de color rosa existe una grieta, y así se lo hace saber a sus cientos de miles de seguidores. Una confesión en Instagram en la que admite lo solitaria que es su vida, porque la viralidad tiene un precio.

Sweat cuenta con un excelente reparto de actores polacos con amplia trayectoria en el cine y en el teatro, lierado por una extraordinaria Magdalena Kolésnik en el que sería su primer papel protagonista. La actriz de la película ha obtenido con su esmerada interpretación proyección internacional. Este es el resultado de un largo periodo de trabajo, de intensa investigación, de entrenamiento físico unido a la creación de su propia cuenta de Instagram, que tuvo lugar un año antes de empezar a rodar. También destaca en el elenco, la veterana intérprete Aleksandra Koniezcna, dos veces ganadora del Premio del Cine Polaco.

Magnus von Horn, el director de Sweat, se ha basado para construir el personaje central de la película en una mujer real. “Los exhibicionistas emocionales me fascinan, probablemente porque estoy en el lado opuesto; mantengo mis emociones en mi interior y raramente las comparto porque temo ser juzgado”, explica. El director se siente maravillado por las personas que exponen sus sentimientos y se preguntó cuanto había de verdad tras esas publicaciones. “Empecé a seguir una entrenadora física, motivadora e influyente. La cantidad de fotos y vídeos que publicaba cada día me sorprendió”. Magnus sacó en conclusión que para la influencer compartir su vida privada era su trabajo y su producto era su cuerpo. “Y de repente, durante un día entero no publicó nada. ¿Qué ha pasado?…Me entraron ganas de hacer una película sobre ella”.

sweat

Sweat muestra que aunque una persona tenga cientos de miles de seguidores, este rodeada de empleados fieles e incondicionales y sea admirada por todos sus conocidos, se puede sentir desconsolada. La protagonista tiene un claro objetivo: la búsqueda de su verdadera intimidad y conexión con el mundo. Tal vez se sienta sola, tal vez sea una persona peculiar, pero al menos sabrá quien es.