Réhahn: “Mi mayor tesoro es el disfraz de corteza de árbol de la tribu Co Tu”

La misteriosa cultura de Vietnam entraña una historia compleja y diversa sobre la increíble tenacidad de la gente. Es sorprendente descubrir que es un país bastante feliz, según su posición en el índice Happy Planet. La región tiene un alto nivel de bienestar, una expectativa de vida promedio impresionante y una huella ecológica baja. Vietnam también ha experimentado un rápido desarrollo en los últimos diez años y, como resultado, ha aumentado los ingresos. Quizás, estos factores son parte de lo que ha hecho de Vietnam una "nación sonriente".

Réhahn
La hu

No obstante, detrás de los rostros amables del pueblo vietnamita se esconde el espíritu de los supervivientes y una resistencia cultural que sigue siendo inigualable. En este país, una sonrisa puede expresar una diversidad de emociones que pueden ser difíciles de traducir para los extranjeros.

Réhahn
La hu

Por eso, cuanto más viajaba Réhahn, más se daba cuenta de que cubrirse la boca, por pudor o cortesía, es una acción común en Vietnam. Por ello, decidió crear una serie que mostrara la compleja belleza de la sonrisa oculta. Lo que comienza con una sonrisa y un clic le conduce a capturar el alma de la persona a través de su retrato.

Réhahn ya ha visitado 32 países del mundo, guiado por su sentido de responsabilidad en su trabajo fotográfico. Se ha hecho famoso por el poder que le da conocer la historia del sujeto, el conectarse con esa persona por el respeto mutuo. La idea de “retribuir” se ha convertido en su mantra. Él cree que una fotografía es un trabajo colaborativo entre el fotógrafo y el sujeto y que el artista tiene la oportunidad de asumir la responsabilidad social retribuyendo a quienes inspiraron la imagen. Con esta filosofía de “fotografía consciente”, tanto el sujeto como el artista se benefician.

Una vez que una fotografía ha sido enmarcada, exhibida en la galería y vendida, la experiencia aún no está completa. Réhahn da un paso más y vuelve sobre sus pasos hasta el pueblo. Se propone encontrar a la persona que aparece en la fotografía y le presenta algo que mejorará la calidad de sus vida, a modo de obsequio.

La historia vietnamita del fotógrafo comienza en 2007, con sus primeros viajes con la ONG Enfants de Vietnam para visitar a dos niñas que tenía apadrinadas. Fue entonces cuando se compró su primera cámara y aumentó la frecuencia de sus viajes, hasta que en 2011 se trasladó definitivamente a vivir a la pequeña aldea de Hoi An, cerca de la playa, desde donde se dedica a recorrer todo el país con una moto y su equipo fotográfico. Tan solo tres años después, publicaba su primer libro y best-seller, “Vietnam: Un Mosaico de Contrastes”.

Réhahn
Khmer
Réhahn

An Phuoc, descendiente de la etnia Cham, tenía siete años cuando Réhahn tomó su retrato en 2015. Es la más joven de su familia, que se gana la vida modestamente con un pequeño negocio de carpintería y cerámica y nunca habían abandonado su aldea.. Solo algunas personas todavía usan sus trajes tradicionales porque los métodos de elaboración que consumen mucho tiempo han caído en desgracia para la ropa más accesible.

Réhahn les compró a todos trajes tradicionales, porque su fabricación es muy cara y escasa, y para la hermana mayor de An, Sapa, también compró una bicicleta. Su escuela está a varios kilómetros de distancia.

Se autodenomina así mismo como «un coleccionista de historias» y lo han bautizado como “el fotógrafo que capta el alma de sus modelos”.

The Precious Heritage

Recorriendo las salas del Museo y Galería de Arte Precious Heritage se acompaña a Réhahn en su viaje fotográfico de casi una década que revela el rico tapiz cultural de las 54 tribus étnicas de Vietnam. Es un destello de sus espíritus distintivos.

El proyecto se convirtió rápidamente en algo más que un proyecto personal. Mientras Réhahn viajaba de aldea en aldea, los líderes tribales le confiaron piezas de su artesanía y trajes tradicionales. Decidió que necesitaba un solo lugar en el que pudiera presentar los retratos de cada tribu.

Réhahn
Hmong
Réhahn
Lao

En muchas áreas de Vietnam, los trajes culturales específicos de cada minoría étnica ya no se fabrican o se reemplazan por facsímiles de fábrica. Las tradiciones ancestrales de cosechar cáñamo y teñir a mano las fibras con tinte índigo brillante requieren tiempo y paciencia y este tipo de artesanía se está perdiendo.

La misión de Réhahn al ingresar a estas áreas de Vietnam es multidimensional. Primero, habla con la comunidad, escucha sus historias y su música y vive sus tradiciones de primera mano. La fotografía siempre viene en segundo lugar y con el objetivo de hacer justicia a la historia de los retratados, a los que todavía sigue visitando.

Tardó más de 8 años en completar Precious Heritage,  ¿cómo fue el inicio?

Algo accidental. Viajé al norte de Vietnam para tomar algunas fotografías de los paisajes de Sapa pero al final me interesaron más sus residentes. Fue mi primera experiencia con los numerosos grupos étnicos de Vietnam. Me quedé hipnotizado por su increíble artesanía y con ganas de aprender más sobre su diversidad cultural, el idioma y las artesanías tradicionales del país.

 

Réhahn
Hmong y Réhahn

¿Cuál es el mayor descubrimiento que hiciste durante ese tiempo?

Probablemente conocer al grupo étnico de Los Thuy. Tienen un idioma que es completamente exclusivo de su grupo, pero están clasificados como un subgrupo del grupo étnico Pa Then. Fue increíble conocer a esta tribu indocumentada, con solo 100 miembros.

Ha abierto un museo gratuito para exhibir la vestimenta tradicional de las diferentes etnias, ¿cómo fue el proceso de recolección?

El proceso de recolección de todos los disfraces ha tardado casi una década. Visité cada grupo para discutir lo del museo y el proyecto con los ancianos de las comunidades y también para hacer un retrato representativo de un miembro de la tribu con sus ropas tradicionales. Durante las visitas, el jefe de la aldea o un anciano a menudo me ofrecía un disfraz como una forma de preservar su herencia para la posteridad. Cada disfraz está unido a la historia de un encuentro increíble.

Réhahn
Brau

¿Encontró algún “tesoro”?

Mi mayor tesoro es el disfraz de corteza de árbol de la tribu Co Tu. Es una proeza de la artesanía tradicional y la última disponible.

¿Qué técnicas de elaboración aprendió?

 He aprendido muchas técnicas a lo largo de mi trabajo. La más interesante ha sido el proceso de elaboración de un tinte índigo sostenible, así como el uso de patrones de batik y bordados en textiles étnicos.

“Hidden Smile” se ha convertido en la fotografía más significativa de su carrera y en una de las imágenes más icónicas del Vietnam moderno. 

Siento gratitud. Estoy muy agradecido de que la fenomenal Madame Xong entrase en mi vida cuando lo hizo. Desde entonces, se ha convertido en un miembro importante de mi familia adoptiva aquí en Vietnam, tanto mi abuela sustituta como mi musa.

 

¿Y cómo logró ganarse la confianza de An Phuoc y su familia en el centro de Vietnam?

 Me tomé un tiempo para conocerlos, hablar con ellos, compartir una comida y reír juntos. Mi filosofía es tratar siempre a las personas con respeto. Tengo la suerte de haber construido una relación cercana con An Phuoc y su familia que permanece hasta el día de hoy. También son parte de mi proyecto Giving Back.

“Best Friends” (2014) también tiene mucho reconocimiento. ¿Recuerda el día que hizo esa foto?

 Recuerdo ese día. Fue el comienzo de mi fascinación por la relación especial entre la tribu Dak Lak Mnong y los elefantes.

No siempre es posible saber cómo será recibido un extraño que ingrese a la comunidad, ¿alguna vez ha sido recibido por su presencia?

Nunca me he encontrado con hostilidad.

Réhahn
Stieng

A veces me ha llevado más tiempo construir una relación cómoda con la gente de determinadas aldeas, pero al final, una vez que puedo explicar mi misión, me dan la bienvenida al grupo. Siempre me esfuerzo por dedicar el tiempo necesario para hacer conexiones duraderas.

¿Cree entonces que esta zona de Vietnam, con muy poco contacto con extranjeros, debería tener más?

Realmente depende de las regiones. No creo que todos los tipos de turismo sean iguales. A veces, el turismo respetuoso puede ser una forma para que los grupos étnicos obtengan ingresos vendiendo sus artesanías o actuando como familias anfitrionas. La preservación de estas preciosas culturas depende de la transmisión de estas tradiciones a las generaciones más jóvenes y eso debe respetarse por encima de todo.

Réhahn
Ro mam

¿Estamos perdiendo el patrimonio cultural?

Realmente depende de la región y el grupo. Sin duda, algunas cosas se han perdido o transformado, como los idiomas, las tradiciones arquitectónicas y las técnicas de elaboración. Sin embargo, he descubierto que muchos de los grupos están muy orgullosos de su herencia y quieren encontrar formas de conservarla y preservarla para las generaciones futuras.

¿Cuál es el aprendizaje más importante que le gustaría que tuvieran sus hijos?

Quiero que mis hijos aprendan a respetar la naturaleza y otras culturas. También quiero que crezcan entendiendo que el dinero no es necesariamente la respuesta a la felicidad. Es importante centrarse en las alegrías simples y en un estilo de vida sostenible.