Tranquilidad y meditación con PÁLEA Lampadaire

Portarrieu Laura llama a la meditación con su primer modelo de lámpara PÁLEA Lampadaire

PÁLEA Lampadaire
PÁLEA Lampadaire

Creada para iluminar. Especializada en la narración de una historia a partir del tratamiento de luz, la diseñadora Portarrieu Laura nos deleita con su primer modelo de lámpara PÁLEA, de influencias tanto occidentales como orientales en esta pagoda de paja de centeno, madera de abedul y latón para ser la guardiana de la luz.

PÁLEA Lampadaire

Inspirada en la gran arquitectura tradicional asiática y en los edificios de la película “La ventana indiscreta” de Alfred Hitchcock, tenemos una lámpara de marquetería que parece salir del backstage de una película al imitar el aire regio y tranquilo de tales lugares ancestrales. Su tamaño (100x50x50 centímetros) es lo suficientemente pequeño como para permitirnos observar a cada uno de los lados por los que la luz se filtra y lo suficientemente grande como para recordarnos el origen de su forma. En su interior, los cautivantes efectos que la tenue luz natural a través de la urdimbre, como ventanas a las que estemos mirando desde la lejanía. Parece que pueda estar habitado…

No olvidemos la clara inspiración en los templos de Extremo Oriente, las pagodas o incluso la estupa de India que en los que Pálea Lampadaire está basada, ya que esta lámpara pretende ser admirada no solo como fuente de luz y calor, sino como una obra de arte. Al igual que los lugares de culto, su visión lleva a la tranquilidad y a la meditación: una frágil muralla de paja que luce sagrada ahí donde se pose. Tres plantas por bombilla, las manos de los maestros artesanos de Portarrieu Laura que han alineado cada uno de sus componentes con el mayor de los cuidados y detalle, el contraste entre la sosegada luz del exterior ante la calurosa llama interna… tenemos con nosotros una lámpara se mecerá en el suelo y hará que te olvides de todas tus preocupaciones.

PÁLEA Lampadaire