‘Misfits’ la exposición de Nairy Baghramian en la Galería de Arte Moderno de Milán

Los contrastes creados por un contexto que evoca el mundo reconfortante y lúdico de la infancia, mientras que al mismo tiempo engendra una sensación de frustración a través de su accesibilidad limitada, proporcionan la inspiración para Misfits.

La Galería de Arte Moderno de Milán anuncia ‘Misfits’, una exposición de Nairy Baghramian, curada por Bruna Roccasalva. La obra explora algunos de los temas centrales de la investigación de la artista, desde su interés por cruzar y redefinir la frontera entre interior y exterior hasta la relación entre el objeto estético y su contexto institucional.

misfits
misfits

Baghramian cree firmemente que una obra de arte, a pesar de su considerable autonomía, está siempre indisolublemente ligada al tiempo, lugar y contexto socio político en el que aparece

Los contrastes creados por un contexto que evoca el mundo reconfortante y lúdico de la infancia, mientras que al mismo tiempo engendra una sensación de frustración a través de su accesibilidad limitada, proporcionan la inspiración para ‘Misfits’. En consecuencia, para el proyecto, la artista comenzó con el entorno urbano específico del GAM, un jardín inglés abierto a los adultos solo cuando van acompañados de niños.

Al combinar la idea del juego como herramienta educativa con la reflexión sobre la experiencia de la decepción y la insuficiencia, Baghramian ha creado una serie de esculturas a gran escala, diseñadas formalmente para habitar los espacios interiores y exteriores del museo.

misfits
misfits
misfits
NB 2840

En este proyecto también ha colaborado la marca de lujo Furla, gracias a su programa promovido por la Fundación Furla, realizado en colaboración con los principales museos de Italia. La exhibición individual de la artista estará abierta al público en el GAM desde el 26 de mayo hasta el 26 de septiembre.

‘Misfits’ se desarrolla en cinco salas, cada una de las cuales alberga una pieza escultórica, y continúa en la terraza exterior adyacente. Cada obra expuesta consta de dos mitades que están realizadas en diferentes materiales: aluminio fundido pintado y madera para las piezas interiores; mármol para las exteriores, instaladas como las partes desarticuladas de un todo posible.

misfits

Los componentes desmontados de estas esculturas evocan la estructura típica de ciertos juguetes que consisten en hacer encajar formas geométricas

“Desde la infancia, se nos enseña a ensamblar elementos que encajan perfectamente y, por lo tanto, a desarrollar una forma de pensar según la cual las cosas deben encajar necesariamente entre sí”. Las esculturas de Baghramian niegan esta supuesta coincidencia: sus formas no encajan perfectamente; al contrario, ofrecen la experiencia del error como única posible, invitándonos a descubrir la belleza en la imperfección.

Los ajustes imposibles de estas esculturas se convierten en el punto de partida para considerar cómo la decepción, la insuficiencia y el fracaso no solo son parte de la formación del individuo, sino que incluso pueden afirmar su razón de ser independientes como manifestaciones formales.