Las raíces de Apfelhotel: Manzana y Torgglerhof

Apfelhotel Torgglerhof, situado en Saltaus (Italia), es un complejo que se ha convertido tanto en un destino turístico, como en un alojamiento privilegiado para los huéspedes que buscan quedarse, conectar y disfrutar de las vistas de este hotel histórico.

Siendo fieles a sus raíces tradicionales, la manzana traída por los romanos a Tirol del Sur, la nueva generación de jóvenes propietarios de Apfelhotel junto con el diseño y la arquitectura de la cadena de arquitectura noa*,  están creando un refugio para los sentidos y momentos compartidos.

Las raíces tradicionales mencionadas son la manzana, traída por los romanos a Tirol del Sur, y el Torgglerhof, son fundamentales para el paisaje cultural de la región y la cultura clásica del cultivo de manzanas, respectivamente.

B©AlexFilz 4835 B

El proyecto de Apfelhotel tiene como objetivo hacer que las personas se sientan como en casa, consiguiendo que el hotel y la naturaleza sean uno, creando un vínculo con su historia y manteniendo su identidad a través de su diseño.

Con 2.800 metros cuadrados de terreno, comenzó a construirse en noviembre de 2019 Apfelhotel, llegando a tener, en 2020, 18 nuevas suites con jardín que complementan el entorno rural, y encajan a la perfección con el paisaje de la granja. Estas habitaciones se encuentran en la zona este del complejo, y están repartidas en tres plantas.

Las seis suites, dos de ellas exteriores, que se encuentran en la planta baja y en el primer piso, disponen de una entrada con un baño seguido de una sala de estar y un dormitorio que conecta con la terraza delantera, y ofrecen una vista panorámica gracias a las grandes ventanas de las que dispone.

A su vez las habitaciones cuentan con unas hamacas columpio, y un rincón para dormir separado de la zona de los niños que aporta un aire relajado y tranquilo.

AlexFilz 2947 B
AlexFilz 2302 B
AlexFilz 2823 B

Con relación a la decoración interior y al diseño, teniendo presente la naturaleza, utilizan la madera y fibras naturales entre otros, y el metal para combinar la estética y la función.

Debajo de estas habitaciones, que mantienen la característica del conjunto de la masa y su escala, se encuentra la producción de Apfelhotel, con distintas delicias de sus manzanas de cosecha propia y  otras especialidades locales.

B©AlexFilz 4281 B

El diseño que más destaca en este hotel es el área de bienestar, también llamada Brunnenhaus, una especie de “corazón verde” que se funde con el paisaje, y que está construida con materiales como hormigón, madera vieja, vidrio y acero.

“Para nosotros era esencial utilizar el encanto del jardín circundante y la naturaleza como una interpretación de la arquitectura … La nueva sauna se funde totalmente con el paisaje circundante y forma otro punto culminante dentro del jardín”. – Christian Rottensteiner

En este área de bienestar se encuentra el spa, una fachada cubierta de vegetación, que dispone de una fuente para beber agua y un salón que tiene una chimenea abierta.

Además cuenta con duchas, vestuarios, salas de belleza y masajes y una piscina interior y otra exterior que se conecta con el paisaje a través de un borde infinito.

Por otro lado la planta superior está dedicada únicamente para adultos. 

En ella se puede encontrar una sala de sauna y una sauna finlandesa, una de relajación y una con baños de vapor, además de una terraza en la que los huéspedes pueden disfrutar de una ducha al aire libre.

Y con relación al interior de la zona wellness predomina la elegancia de los materiales con los muros y lámparas de hormigón de color tierra, la madera de los bancos de la sauna y cuenta al mismo tiempo con una gran apertura de la ventana que permite a los huéspedes disfrutar de las vistas que ofrece su entorno natural.

AlexFilz 3302 B
AlexFilz 4652 B
AlexFilz 4523 B
AlexFilz 4473 B

Sin embargo, el lugar en el que comenzó todo fue en el restaurante, el edificio principal que durante los últimos años se ha ampliado debido a la popularidad que ha ido ganando.

Su construcción se basa en el concepto de tres cubos de diferentes alturas. El restaurante cuenta con dos áreas, una con marquesinas cerradas con calefacción, y otra con marquesinas abiertas.

La decoración interior de la que dispone, está basada en el tema y el estado de ánimo de un jardín de invierno moderno en el que las plantas y la iluminación cuelgan del techo de una forma flexible. 

A su vez, en el espacio abierto, gracias a los armarios sueltos de estilo antiguo y estantes permeables que lo conforman, se crea un ambiente acogedor y atractivo.

Este restaurante cuenta con un aspecto que lo hace único, no hay buffet clásico, de tal forma que se invita a los huéspedes a disfrutar de las delicias que se exhiben en un antiguo banco de planificación.

A©AlexFilz 4195 B
A©AlexFilz 3725 B