Cenando a la sombra de La Ceiba

La Ceiba
La Ceiba

La Ceiba sostiene el cielo entre sus ramas… da paredes al inframundo y en el rincón más recóndito de su corteza, aflora su lado más culinario…

Respetando la naturaleza y lo urbano con tal de crear una linde en la Playa del Carmen de México, La Ceiba Ciudad Mayakoba nos transporta hacia un entorno natural tranquilo en el que se podrá contar con instalaciones modernas y sostenibles para la vivencia y desempeño de actividades naturales como el deporte y la exploración. 409 hectáreas de instalaciones dedicadas para el uso de los turistas y en las que podrás encontrar un extenso parque natural plagado de flora y fauna autóctona.

La Ceiba

Experiencia culinaria

En su mismo corazón, nos encontramos su cocina, un espacio edificado alrededor del árbol sagrado de la vida. De testigos los ingredientes, cultivados a sus pies: tomates, chiles habaneros, menta, albahaca y orégano, entre otros cultivos cuidadosamente elegidos y sin pesticidas. De anfitriones, los hornos de estufa de leña de zapote y un horno pib, en el que los mayas cocinaban en el mismo suelo a través de brasas y piedras calientes.

La Ceiba nos da la oportunidad de sumergirnos en la cocina tradicional de la península de Yucatán, conocida en todo el mundo, y más concretamente en esta cocina, por sus ceviches de mero, chiles xcatic rellenos de camarón y mole verde o quizá unas marquesitas con caramelo de leche de cabra acompañado de helado de vainilla de Papantla. Son solo un par de sugestiones dentro del catálogo del trío de cocineros que recibirán con los brazos abiertos a aquel en el que atisben incluso la más minúscula señal de hambre. Pero no solo de comida sobrevive el ser humano y en La Ceiba son más que conscientes de ello. La bebida está a la par con estas delicias, ya se sea más tradicional y se pida descorchar vino como para los intrépidos que se atrevan a mezclar limonadas, mezcal y tequila con especias selectas en una coctelera.

La Ceiba
La Ceiba

De mesa comunal, cena íntima iluminada por las llamas del pib y la sombra proyectada hacia el cielo estrellado de la noche, frescura y salud son sus apellidos, innovación y buen trato es su nombre completo. Yucatán es su origen y La Ceiba su legado.