La Belleza y el Terror: el oscuro Renacimiento

La escritora Catherine Fletcher nos presenta su último libro “La Belleza y el Terror” basado en la época más resplandeciente de la historia occidental

La Belleza y el Terror
La Belleza y el Terror

Fotografía de Gerald Place

Habiendo escrito sus últimos libros en torno a figuras desconocidas del Renacimiento italiano como Gregorio Casali o Alessandro de Medici, Catherine Fletcher cambia por completo su enfoque para abarcar la época entera en su libro más ambicioso. Sin un protagonista concreto, ni un lugar estático en el que se realice la acción, “La Belleza y el Terror” de la autora se presenta como una clase maestra para aquel que quiera saber sobre la historia de la Italia renacentista. La verdadera historia, esto es, porque la autora inglesa, experta en esta época en ese concreto país, ha querido recalcar que no todo fueron luces que iluminaron ni los lienzos de pintores como Michelangelo o Rafael, ni los diversos inventos de Leonardo Da Vinci. Si a algo se acerca esta novela de relatos entrelazados, traiciones y alianzas son los libros escritos por el siempre controvertido Maquiavelo: “El Príncipe” y “El Arte de la Guerra”.

La verdad cubierta por la estética humanista de la época es que por muy idealizada que esté en nuestras mentes, el periodo entre 1494 y 1570 fue turbulento. Hubo conquistas de franceses y españoles, hubo traiciones por parte de la casa de los Borgia, hubo violencia en las calles y misoginia colectiva al recluir constantemente a la mujer en conventos. La moral fue dando tumbos: por fin podían pintar sobre las maravillas que el mundo poseía en lugar del cielo, en uno de los mayores errores que la Iglesia haya cometido jamás. Los escándalos fueron sonados y contables (las famosas andaduras sexuales del papa Alessandro VI) y acarrearon graves consecuencias en forma de la Reforma Luterana. Hubo hambrunas, hubo saqueos. Hubo peleas por el poder, torturas por parte de la nueva Inquisición y la Peste Negra seguía apareciendo de forma intermitente. Estas piezas encajan para mostrarnos un Renacimiento muy distinto al que pensábamos o quizás solo hemos olvidado a la deriva del imaginario colectivo. Tras mostrar la gran sombra a su alrededor, la siguiente pregunta está clara: ¿cómo fue posible que esta época de esplendor surgiese de algo tan tumultuoso?

La escritora no tiene una solución sencilla para ello y parece que se decanta más a debatir otra pregunta oscura, pues nos habla de una realidad alternativa falsa. Nos está mostrando algo que no sabíamos, pero verdadero, al fin y al cabo. Nos muestra un entrelazado de virtuosismo y atrocidad tan cercano que el uno depende totalmente del otro. Ya sea el marido de la Gioconda siendo un dueño de esclavos o la “Zaffeta” de Tiziano habiendo sido violada por un grupo antes de su retrato a manos del pintor. Parece ser que ambas partes se necesitan y es ese hecho que parece remover interiormente a la autora. ¿Los grandes cuadros del Renacimiento requerían de tales barbaridades para llegar a su punto álgido? O peor aún: ¿toda esta inestabilidad estructural necesitaba el genio creativo de tantas personas para mantenerse y no se hizo nada al respecto?

Por supuesto que el tiempo no fue menos clemente para ellos y el descubrimiento de América restó cada vez más importancia al país mediterráneo hasta apagarse como una vela mientras que observaba como su vecino español se transformaba en un monstruo que no tardaría en querer controlarlo. No por ello se considera a esta versión de Italia menos que la base para el estado europeo moderno y aquello a lo que los demás países quisieron acercarse en su momento. Es por esta razón que la autora hace tanto hincapié en su tema predilecto.

Aprender sobre esta época se ha convertido en una carrera de obstáculos. La visión idílica de Jacob Burckhardt y que pasaría a pesar tanto en su imagen es un ente de por sí difícil de espantar.  Un impulso es lo que parece necesitar y Catherine Fletcher se lo da gustosa. Por ello, “La Belleza y el Terror” se trata de una lectura indispensable para aquellos estudiantes que hayan viajado a Italia para aumentar sus conocimientos y una tremenda novela para los demás a los que nos gusta leer.