Entrevista a Ezekiel Montes, Antonio Dechent, Elena Martínez, Rubén Ochandiano y Jesús Castro

Todo cambio generacional viene acompañado, invariablemente, de un choque entre lo nuevo y lo viejo. Obligados a enfrentarse para defender sus formas de vida, encontramos esta convergencia en todos los negocios, incluidos aquellos que funcionan al margen de la ley.

Para saber más sobre la película Hombre Muerto No Sabe Vivir, hemos entrevistado al director y a algunos de sus actores principales.

Con su película Hombre Muerto no sabe vivir, Ezekiel
Montes
va más allá de una película gangsters o de un thriller, para presentar un reflejo del relevo generacional que vive la sociedad y, por encima de todo, una defensa de los códigos morales que, desde su perspectiva, se están perdiendo.

“Yo quería hablar, no del narcotráfico, sino de unos valores que vuestra generación ya no tiene tan presentes: el honor, la lealtad y la amistad. Entonces recordé que los mayores códigos de lealtad que yo había visto fueron en mi barrio” explica el director, cuya entrevista completa se puede ver en el vídeo junto a las de los actores principales.

Al final, la mejor manera de realizar su defensa era mostrar un ambiente dónde la traición tiene unas consecuencias muy altas: el de las drogas. Un sector que actúa al margen de la legislación, pero que tiene sus propias leyes y no respetarlas tiene un precio muy alto.

Hombre Muerto No Sabe Vivir cuenta la historia de Tano, que ha trabajado toda su vida para Manuel, un empresario de la construcción que controlaba la ciudad a través del mercado de la droga. Ahora que Manuel ya no puede encargarse de la empresa y que su sucesor no está claro, las cosas cambian a un ritmo vertiginoso, solo hay una cosa que se mantiene: la violencia.

Hombre muerto no sabe vivir
Ilustración de Sandra González para White Paper By

Para transmitir su mensaje, Ezekiel Montes contó con actores de la talla de Antonio Dechent, Rubén Ochandiano, Elena Martínez y Jesús Castro. Antes de comenzar el rodaje, el director ya sabía a quienes quería trabajando con él, confirma que si Antonio Dechent o Elena Martínez hubiesen rechazado el papel probablemente no habría hecho la película. De hecho, ya había trabajado con todos los actores a excepción de Rubén Ochandiano, que realiza el papel de Ángel en la película. 

Con las cosas tan claras y un elenco de este calibre, el resultado solo podía ser una película impactante, intensa y que, para bien o para mal, no deja indiferente al espectador. Muestra la parte más oscura de la naturaleza humana y lo hace sin concesiones. “Lo pasé mal escribiéndola, lo pasé mal rodándola, lo pasé mal montándola y lo he pasado mal viéndola, pero es necesario” afirma Montes.

 

Fotogramas Hombre muerto no sabe vivir 08

“Cuando te dan personajes con aristas, contundentes, bien construidos a los que les puedes encontrar los matices en realidad es gozoso, no difícil”

-Rubén Ochandiano, actor en Hombre Muerto No Sabe Vivir

Los actores también son conscientes de que cuenta una realidad dura y de que no la maquilla lo más mínimo. Rubén Ochandiano la define en su entrevista junto a Jesús Castro, que podéis ver completa más adelante, como una película que “no es amable” y añade “supongo que generará reacciones muy polarizadas”.

Las opiniones que genere la película, tanto en el público como en la crítica, no tienen la misma importancia para todos los actores. Jesús Castro afirma que el día 2 de julio, fecha en la que se estrena la película en cines, es cuando llega la verdadera crítica. Para Ochandiano, sí es importante lo que digan los articulistas, pero es plenamente consciente del producto que es Hombre Muerto No Sabe Vivir. “Lo que pasa es que yo soy un poco punky y a mí que a la gente le encante o se pire del cine me pone un poco la verdad” bromea el actor.

En la misma línea está la opinión de Antonio Dechent, en el papel de Tano: “Tiene varias capas. Si uno quiere, va a ver una película de tiros, y se va a evadir. O puede ver un poquito más allá y buscar esos códigos de honor que mantienen. En cualquier caso, van a disfrutarla de una manera o de otra”. Lo respalda la actriz Elena Martínez: “Es una película que no defrauda, lo que te está diciendo es lo que vas a encontrar”.

Lo cierto es que la opera prima de Ezekiel como director ha sido un proyecto complicado. Además de ser una película independiente con poco presupuesto y con unas escenas de violencia que, aunque no han sido agradables para el director, el elenco de actores sí que parece haber disfrutado, se estrena cuando la pandemia aún no ha remitido del todo.

“Tal vez lo mejor de la película ha sido eso, la tribu que hemos conseguido hacer”. 

-Antonio Dechent, director de Hombre Muerto No Sabe Vivir

Fotogramas Hombre muerto no sabe vivir 07

La mayoría del elenco se muestra optimista ante la recuperación del sector del cine y la cultura tras la pandemia. “Creo que el Covid ha hecho que se valore más la ficción y creo que esto ha generado que se produzca más” afirma Ochandiano. Antonio Dechent, por otro lado, se muestra un poco más reticente a cantar victoria tan pronto: “lo malo es que con este parón tan gordo lo mismo estamos perdiendo a una generación, porque ha sido demasiado tiempo. El que ya iba al cine volverá al cine, pero los chavales de 10-11 años que llevan un año y medio acostumbrados a verlo todo en pantallas pequeñas” explica.

Independientemente de la crítica, la historia o las complicaciones que hay supuesto el rodaje y producción de Hombre Muerto No Sabe Vivir es imposible no percibir el sentimiento de unión y compadrazgo que se ha creado entre los miembros del equipo. La primera respuesta que les sale a los actores cuando les preguntas cómo ha sido el rodaje es explicar lo increíble que ha sido trabajar con sus compañeros. Una admiración mutua que Ezekiel Montes describe así: “Detrás de la cámara hemos hecho una familia, un grupo de hermanos y hermanas tremendo. Me siento muy contento.”

Aunque Montes adaptó el guion para cada personaje y se esmeró en pensar quien actuaba mientras escribía, cosa que los actores agradecen, el director destaca el gran trabajo de Elena Martínez. “Ha hecho un personaje brutal, ella es la actriz de la película en un universo de hombres que es muy crudo y muy duro y ha tenido que hacer un trabajo muy duro tanto físico como emocional. Creo que se merece que la película le devuelva todo lo que le ha dado ella a la película.” Tan solo una muestra más del ambiente que se respira tras las bambalinas.