Longines Conquest Heritage Central Power Reserve: Un Tributo a 70 Años de Excelencia Relojera

Longines, la icónica marca de relojes suizos, celebra el 70º aniversario de su colección emblemática CONQUEST con el lanzamiento del nuevo CONQUEST HERITAGE CENTRAL POWER RESERVE. Este reloj, inspirado en un modelo icónico de finales de los años 50, no solo es una obra maestra de elegancia atemporal, sino también un hito en la innovación relojera.

L1.648.4.78.2 DRface 2 1
L1.648.4.62.2 DRface 1
L1.648.4.52.2 DRface

La verdadera joya de la corona de este reloj es su reserva de marcha única en el mundo de la relojería. Presentada de manera innovadora a través de discos giratorios en el centro de la esfera, esta característica resalta la excelencia técnica que ha sido una constante en la marca Longines. Disponible en colores champán, antracita o negro, el CONQUEST HERITAGE CENTRAL POWER RESERVE es un testimonio visual de la calidad y la distinción que caracterizan a la marca.

La colección Conquest, pionera desde 1954 como la primera línea de relojes Longines con denominación protegida, ha estado estrechamente ligada al mundo del deporte y las hazañas. Su espíritu conquistador se refleja en cada detalle de estos relojes, y el nuevo modelo no es una excepción. Con un indicador de reserva de marcha único en su género, compuesto por dos discos giratorios en el centro de la esfera, este reloj rinde homenaje a la rica historia de la colección.

La celebración del 70º aniversario de la colección Conquest es magnificada por el lanzamiento del Conquest Heritage Central Power Reserve. La visibilidad de la reserva de marcha a través de dos discos giratorios en el centro de la esfera es posible gracias a un procedimiento exclusivo inventado por Longines. Este sistema, único en su género, coloca el indicador de reserva de marcha sobre el disco central de desmontaje, proporcionando una experiencia visual única.

La estética cambiante de la esfera, que sirve como un homenaje al tiempo transcurrido, se logra mediante la recarga activada por la corona o el movimiento de la muñeca. Este dispositivo innovador recuerda a los modelos de ángulo horario desarrollados para la aeronáutica a finales de los años 20, marcando un hito en la tradición relojera de Longines.

8fe32ed1 53d7 44ba b89a c37db2b94b69 0

El diseño del Conquest Heritage Central Power Reserve es un espectáculo visual. La esfera, disponible en tres colores diferentes, está rodeada por índices aplicados en tonos dorados amarillos, dorados rosas o plateados. La presencia de una línea fina y circular que monta los índices facetados y separa los minutos en la esfera fija sigue fielmente al emblemático diseño de círculos de la colección Conquest.

Además, el modelo presenta un indicador de fecha en forma de trapecio a las 12 y agujas de horas y minutos estilo rascacielos recubiertas de Super-LumiNova®, destacando la atención al detalle y la legibilidad en cualquier situación.

La obra maestra cobra vida gracias al nuevo calibre exclusivo de Longines L896.5, visible a través del fondo atornillado transparente. Este movimiento mecánico con cuerda automática incorpora una espiral de silicio y componentes innovadores, ofreciendo una resistencia a los campos magnéticos que supera las normas de referencia ISO 764 por diez veces.

La caja de acero de nuevo diseño, con sus superficies satinadas y pulidas, junto con el cristal de zafiro antirreflejos y las asas ergonómicas, culminan en una expresión de comodidad y elegancia. El Conquest Heritage Central Power Reserve se presenta con correas de cuero negro o gris, complementadas por la hebilla con hebijón de acero, que es común a los últimos modelos de la línea Conquest Heritage.

L1.648.4.78.2 BACK

En conclusión, el Longines Conquest Heritage Central Power Reserve es mucho más que un reloj; es una obra maestra que rinde homenaje a 70 años de excelencia relojera. Su diseño innovador, su atención al detalle y su conexión con la rica historia de Longines lo convierten en un símbolo duradero de elegancia atemporal y proeza técnica. Este reloj no solo marca el tiempo, sino que también deja una marca indeleble en la tradición relojera suiza.