Ana Docavo y las obras del mar

ana docavo

Ana Docavo es una artista, amante del mar como Jacques Cousteau, aunque con fines distintos, los dos son exploradores de los océanos. Hace 4 años Docavo siguió su instinto y empezó a dedicarse a su pasión, las obras marinas.

Su arte representa la lucha necesaria para ganar al cambio climático. Según un estudio de PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente), cada año se encuentran 6, 4 millones de toneladas de basuras que van a parar al mar. 

¿Cuál es la filosofía de Ana Docavo?

Una frase que puede resumir la filosofía de Docavo, es sin duda esta: “el arte, mi instrumento de lucha contra el cambio climático”.

Es artesanal, hecho en España, piezas únicas y ediciones limitadas, arte solidario para salvar los océanos, materiales marinos reciclados o realizados artesanalmente por mí con cerámica u otros materiales nobles.

Actualmente, cada proyecto intento vincularlo a una causa solidaria relacionada con nuestros mares y océanos para concienciar a las futuras generaciones de la necesidad de cuidar nuestro planeta.

ESCULTURA ERIZOS QUIQUE DACOSTA
0D7D76E8-2C99-4CBF-806C-1CBEE70D913A_1_105_c

¿Cómo surgió la idea de este proyecto?

Lo mío siempre ha sido el mar. Hace 4 años decidí entregarme a mi pasión. Mi máxima afición ahora se ha convertido en oficio: el MAR y el ARTE.

Mi tío, el gran poeta Rafael Alberti decía: “Si mi voz muriera en tierra, llevadla al nivel del mar y dejadla en la ribera“, algo parecido me sucede a mí cuando no estoy cerca del mar.

A pesar de que tenía un trabajo precioso y con éxito en una editorial de reproducción de manuscritos medievales, decidí que era el momento de perseguir mis sueños. No sabia exactamente cómo lo iba a enfocar, pero tenía claro que estaría relacionado con el MAR y el ARTE.  

Por lo que tengo entendido utilizas materiales reciclados, ¿Cómo consigues los elementos con los que desarrollas las piezas? 

En mis inicios utilizaba elementos marinos que encontraba sin vida en los viajes que hacía a las barreras de coral de diferentes océanos para inspirarme. En seguida, me di cuenta que esas caracolas y corales muertos tan bellos que encontraba en las orillas debían permanecer en su hábitat para seguir el ciclo natural.

Fue un punto de inflexión ya que no podía realizar esas esculturas tan bonitas con corales y conchas… pero en la vida hay que reinventarse constantemente y decidí RECICLAR. Busco todo tipo de conchas y caparazones, sobre todo en restaurantes y empresas relacionadas con el medio. Lo que no puedo conseguir lo reproduzco normalmente en cerámica. Tengo la suerte de vivir en Valencia y hay muchos talleres de cerámica artesanal donde hago cursos de distintas disciplinas.

Recuerdo la primera obra que realice con elementos marinos reciclados, fue un cuadro enorme con centollos para un restaurante de Quique Dacosta. Aún no había contactado con restaurantes para utilizar su material e iba al mercado central de Valencia a comprar los centollos más grandes que tuvieran. Fue la comida de mi casa durante mas de un mes hasta que conseguí los 100 que necesitaba. Imagina lo que cuesta ese cuadro solo en Centollos…

Ana Docavo_AJ_Llorens (45)
Ana Docavo_AJ_Llorens (30)
REALIZANDO BONSAI ERIZOS

¿Cómo adaptas el material que recoges a tus obras? ¿Cuál es el proceso de creación?

Normalmente los elementos marinos he de limpiarlos en profundidad. Dependiendo del material utilizo unos productos u otros. Es un proceso muy delicado y laborioso ya que suelen ser frágiles. Muchas veces he de secarlos al sol.

Una vez limpio, según la obra que vaya a realizar, hay veces que dejo los colores naturales y otras que los pinto o decoloro. 

¿En qué te inspirar para crear tus obras?

Sin duda en el MAR. El lugar donde me inspiro y siento más Paz es “bajo el mar”. Como decía J. Cousteau: “En el mar no hay presente, pasado o futuro, solo PAZ”

Mis obras son el reflejo de las formas y colores que encuentro al sumergirme en el mar; estrellas, erizos, arena, tablas de madera, cuerdas… cada vez es una sorpresa nueva y un reto confeccionar una obra, algo que adoro.

¿Has estudiado algo relacionado con las profesiones marinas?

De pequeña, soñaba con ser Jacques Cousteau y estudiar oceanografía, pues el mar es y ha sido siempre mi gran pasión. Pero en aquella época solo podía estudiarlo en Canarias y al vivir en Valencia no pude irme. Terminé estudiando Ingeniero Agrónomo e hice un Máster en Acuicultura, “mi idea era montar unas granjas marinas en el Mediterráneo”.

Sin embargo, el azar me llevó a formar parte durante veinte años de una prestigiosa editorial dedicada a la reproducción de manuscritos medievales.

No fue hasta hace cuatro años cuando decidí dedicarme en cuerpo y alma al MAR. Eso sí, he leído muchísimo sobre el mar y he visto todos los documentales que existen. También sigo en redes sociales a muchas personas y asociaciones involucradas en salvar los océanos para estar perfectamente informada de lo que está ocurriendo y cómo podemos ayudar.

CORAL ARRECIFE5

¿Cuándo te diste cuenta de que querías compartir con los demás tus obras?

Durante mis viajes en busca de inspiración y materiales para las obras, me di cuenta de que “si no actuamos ya, no habrá marcha atrás y nuestros nietos no podrán bucear entre corales, posidonia o caballitos de mar”.  

Decidí realizar mis obras para concienciar sobre lo que esta ocurriendo en nuestros mares y océanos.

¿Ha afectado de alguna manera la pandemia que estamos viviendo a la venta de estas obras?

Antes de la pandemia trabajaba más en el extranjero que en España. Tenia varios proyectos preciosos en la Polinesia que se han pospuesto. Espero poder retomarlos en cuanto se normalice la situación. Por suerte, me he centrado en el mercado nacional y estoy haciendo muchos proyectos particulares. Creo que el pasar tanto tiempo en casa nos ha hecho fijarnos mas en ellas e intentar hacerlas más confortables y bonitas. 

Cuando recibes peticiones de proyectos, ¿Cómo decides cuál encaja con tu filosofía y tu manera de trabajar?

La verdad es que cuando me llaman para encargarme un proyecto tienen muy claro lo que hago y mi filosofía. Saben que es un trabajo muy artesanal y lleva un proceso y un tiempo. No son obras que se realicen en una semana. Me gusta mucho personalizar al máximo el proyecto para que cada obra sea única.

Hay todo tipo de obras, ¿cuál es tu favorita? 

Es difícil escoger una, pero si he de elegir, me quedo con las esculturas suspendidas iluminadas.

Colaboras con la organización Coral Gardeners de la Polinesia Francesa, ¿Cuál es el propósito que te has planteado con tu marca para contribuir a esta organización? 

El año pasado, con mi proyecto CORAL BAG,  empecé a colaborar con  la ONG “Coral Gardeners” de la Polinesia para salvar los corales. Por la venta de cada Coral Bag, adopto un coral de la ONG y ellos destinan ese dinero a replantar corales y regenerar la Barrera de Coral. 

Es un proyecto precioso que cada verano retomo vendiendo cestos con corales de porcelana luminiscente en la oscuridad. Eugenia Silva, Ariadne Artiles, Raquel Oliva y muchas más se han sumado a esta causa solidaria para salvar los Océanos.

CENTOLLOS

Este año toda mi obra girará en torno a la protección de la Posidonia y las especies que habitan en ella. Por ello, hace unos meses creé, en Formentera, junto a la ingeniero Rocio Moreno la ONG “PROTECT WITH LOVE” para desarrollar proyectos muy interesantes.