A Certain Blue Enters Your Soul

“A Certain Blue Enters Your Soul...” el azul que atraviesa los lienzos de la exposición la pintora islandesa Katrin Fridriks, enfatiza el papel permanente del color dentro de una discusión más amplia sobre la unidad del ser, evocando las famosas palabras del artista francés Henri Matisse, pionero en el uso revolucionario del color como modo de expresión.

A Certain Blue Enters Your Soul
Magnetic Life Force 100x100+5cm - 2021 detail
Gobernante silencioso de nuestro planeta y símbolo de lo divino, el azul es el horizonte infinito, misterioso y soñado; el color de lo trascendente por excelencia, vínculo entre lo espiritual y lo material, abrazo del cielo y los mares.  Al enmarcar su trabajo bajo la conocida frase de Matisse “cierto azul entra en tu alma”, Fridriks se esfuerza crear una unión universal, a una noción más amplia de la unidad, como ya discutieron Rumi, Sagan o Huxely.
 

Desde los primeros días de las artes figurativas y a través del tiempo, ha sido la piedra filosofal de los artistas. En cualquiera de las ramas de análisis, el azul trasciende las fronteras materiales e inmateriales y sirve como un punto de encuentro crítico entre diferentes vertientes del pensamiento.

Su omnipresencia en el entorno, que contrasta con su escasez como material, lo hace aun más llamativo. Es curiosamente uno de los colores más difíciles de conseguir y el primero generado artificialmente. Del denominado azul egipcio se pasó al sagrado azul bizantino, por lo que no sorprende siempre se haya asociado a la realeza, pero también al alma, a nuestro mundo interior.

Fridriks retoma la idea sobre la Mente Divina o el Alma Superior, que se experimenta a sí misma subjetivamente en el espacio y el tiempo “a través de ese magnífico traje espacial hecho literalmente de material estelar que son nuestros cuerpos” y plasma sus reflexiones más abstractas en la exposición individual A Certain Blue Enters Your Soul, en la JD Malat Gallery, que reabre sus puertas.

A Certain Blue Enters Your Soul
Cosmic-Stargate-Portal-Activation-165x1005cm-2021

La muestra de las 14 nuevas obras, que reciben inspiración directa por el simbolismo multifacético del azul, busca enfatizar el poder del azul tanto en términos de su significado natural, cultural e histórico, como en términos de conectividad, al subrayar su presencia ubicua en todo el mundo.

Durante el proceso creativo, mientras escuchaba música electrónica, Fridriks meditaba en torno a las distintas discusiones sobre las fuerzas naturales, para llevar así las diferentes energías y frecuencias al espectador con las formas arremolinadas y explosivas, que ha tardado en dominar.

En la preparación de sus materiales ha controlando cuidadosamente la densidad de sus pinturas. Antes de salpicar el lienzo, el cálculo de la velocidad y la trayectoria que alcanzará el pigmento la cautivan, como a cualquiera que haya empleado la fascinante herramienta cromática a lo largo de los siglos.

A Certain Blue Enters Your Soul
The Nobel Astral Soul Keepers 100x150+5cm 2021 detail
Surgen dudas sobre el protagonista de la colección: el rayo de luz que atraviesa las obras. Se trata de efecto de neurociencia “un condensado de Einstein-Bose”, que significa “un sistema de fotones bombeados que se supone que es el sustrato de la conciencia humana”.
En términos simples, Para Kathryn el proceso habla del alma. “El observador supremo de todas las cosas, incluidos nuestros propios pensamientos y viajero de todos los mundos, internos y externos”.
A Certain Blue Enters Your Soul
A Certain Blue Enters Your Soul

La notoriedad artística de Fridriks, cuyas obras se han exhibido en eventos como la 56a Bienal de Arte de Venecia en 2015 o la de Liverpool en 2008, aumenta su presencia en esta exposición que permanecerá abierta hasta el 9 de mayo, no solo para quien peda acercarse a pie, sino que también podremos deleitarnos con el azul en un recorrido virtual.